Asesoramiento y Gestión Integral de Residuos

Blog

residuos en la industria alimentaria

Los residuos en la industria alimentaria

¿Somos conscientes de todos los residuos en la industria alimentaria que se van generando día tras día? Estamos hablando de una enorme cantidad de procesos que forman toda la cadena alimentaria y que incluyen procesos como la producción, almacenamiento, transporte y distribución.

Como puedes imaginar, todas las empresas relacionadas con la industria agroalimentaria producen una serie de residuos que pueden ser clasificados atendiendo a su diversa naturaleza, pero que deben ser tratados de forma adecuada para evitar problemas, contaminaciones cruzadas o convertirse en un problema para el medioambiente.

En ATREVA somos especialistas en la gestión de residuos en empresas. Por eso, si necesitas ayuda, asesoramiento o descubrir todos los servicios que podemos acercarte, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros cuanto antes. Estaremos encantados de atenderte de una manera personalizada, estudiar tu caso y acercarte las soluciones más adecuadas.

Principales residuos en la industria alimentaria

Ya sabrás por posts anteriores de nuestro blog que un residuo es cualquier sustancia u objeto que sea desechado o que el poseedor tenga la obligación de desechar. En este sentido, la industria agroalimentaria genera una enorme cantidad diaria que debe ser tratada por especialistas.

De hecho, los residuos en la industria alimentaria pueden ser clasificados tanto peligrosos como no peligrosos. La gran mayoría de ellos son orgánicos y, por tanto, no peligrosos. Ejemplos de este tipo pueden ser restos de cereales, carne, pescado, hojas…

Otro de los tipos de residuos en la industria alimentaria más típicos son los de aguas residuales y lodos. Sin olvidarnos, por supuesto, de fracciones de vidrio, cartón o plástico. En esta particular clasificación, también existen ciertos residuos peligrosos que se utilizan habitualmente en este sector, como pueden ser disolventes y aceites o, en menor medida, productos químicos, biológicos, pilas o sanitarios.

Las empresas de la industria agroalimentaria deberán darte de alta como productores de residuos en dos casos:

  • Si generan anualmente más de 10.000 toneladas de residuos no peligrosos.
  • Si generan residuos peligrosos.

Así, una compañía que esté dado de alta en Medio Ambiente, contará con un número NIMA de identificación único y que le va a permitir llevar a cabo todos los trámites relacionados con este tema.

Para terminar, nos gustaría apuntar que los residuos en la industria alimentaria requieren un plan de residuos estructurado en el que se recoja toda la información y los procedimientos que se emprenderán para llevar a cabo una gestión y eliminación adecuadas.

  • By : Javier Ortiz